Quiebra y ejecución hipotecaria

Cuando se enfrenta a una ejecución hipotecaria, la quiebra puede ser una opción para ayudarlo a conservar su casa.

Igual que una ejecución hipotecaria, la quiebra es devastadora para su calificación crediticia. Sin embargo, mantener un techo sobre su cabeza con el crédito dañado es mejor que perder su casa.

Si usted se declara en quiebra, los procedimientos de ejecución hipotecaria pueden ser detenidos. En esta situación, a diferencia de la Modificación de Préstamo o la Venta Corta, no es necesario llegar a un acuerdo con el prestamista antes de proceder.

¿Cómo es que la quiebra salva mi casa?

En una bancarrota de capítulo 7, sus deudas son eliminadas por el tribunal. Usted podrá solicitar exenciones para los activos importantes, como su casa y su auto. Dado que usted puede no ser exigido de cubrir sus otros pagos adeudados (como tarjetas de crédito y cuentas médicas), los ingresos se liberan para ser destinados al pago de la casa.

En una bancarrota de capítulo 13, usted y el tribunal crean un plan para pagar a sus acreedores durante un período de 3 a 5 años. El tribunal puede liquidar una parte de su deuda. El tribunal examinará de cerca sus finanzas, y puede monitorear su progreso mientras usted está en este plan. Su prestamista hipotecario no podrá proceder a la ejecución hipotecaria durante este período, siempre y cuando usted esté bajo la protección del capítulo 13 y realice todos los pagos de su deuda.

Es crucial para los consumidores que se declaran en bancarrota que cambien su futuro comportamiento para no terminar en la misma situación en el futuro. Conseguir que todas las deudas sean liquidadas por el tribunal genera la fuerte tentación de adquirir más deudas (a tasas de interés mucho más altas, gracias al daño que la quiebra ha hecho a la propia calificación crediticia).

¿Cómo iniciar el proceso de declaración de quiebra?

Consejería de vivienda

Puede comenzar llamando a un asesor de vivienda sin fines de lucro de una agencia aprobada por HUD para que lo ayude a determinar si la bancarrota es una solución que lo ayudará a usted a mantener su hogar y aliviar su deuda.

Consejería pre-bancarrota

La bancarrota no es una solución adecuada para todos. Los consejeros en www.bkhelp.org pueden ayudarlo a usted a determinar si es la opción correcta para usted. También están autorizados por la Oficina Ejecutiva de Fideicomisarios de EE.UU. y el Administrador de Quiebras de EE.UU. para proporcionar asesoramiento en casos de bancarrota, de acuerdo con las leyes federales. Esta autorización no implica una recomendación de dichos servicios.

Sin embargo, como un requisito para solicitar la protección de declararse en quiebra, usted debe completar un curso aprobado, de 2 horas, de educación al deudor. Consulte www.bkhelp.org para obtener más información acerca de este requisito educativo.

Contratar un abogado

A los consumidores que buscan la quiebra se les recomienda emplear los servicios de un abogado competente. Un abogado especializado en bancarrota le guiará a través de todos los pasos del complicado proceso de bancarrota.

Cambie sus finanzas personales

Credit.org le puede enseñar estrategias para el manejo de sus finanzas personales para que pueda evitar futuras dificultades financieras.